Nosotros creemos

 

Confesión de nuestra fe

  • La Biblia es la Palabra inspirada de Dios, y la base de conducta y fe. (2 Timoteo 3:16)
  • Hay un solo Dios invisible é indivisible, El “Yo soy”, quien se ha revelado a nosotros como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (Juan 8:58; 1 Juan 5:20)
  • Dios se hizó carne en Jesucristo, quién fue concebido milagrosamente por el Espíritu Santo, nacido de una virgen, vivió sin pecado, verdadero hombre y verdadero Dios. En el habita corporalmente toda la plenitud de Dios. (Juan 1:1; Colosenses 2:9)
  • El hombre es, por naturaleza, totalmente pecador, e incapaz de salvarse por esfuerzos propios. (Romanos 3:10-11)
  • Jesucristo pagó eternamente y totalmente el castigo que merecía el pecado muriendo sobre una cruz. (Romanos 5:8; 6:23)
  • Somos salvos por la Gracia, por medio de la fe, y por la obediencia al Evangelio. (Efesios 2: 8; Hechos 3:19)
  • Así como los apóstoles, practicamos el bautismo por inmersión en el Nombre de Jesucristo. (Hechos 2:38)
  • El bautismo del Espíritu Santo con la evidencia de hablar en lenguas es una experiencia subsecuente  a la salvación. Dicho bautismo y los 9 dones del Espíritu operan en la iglesia hoy en día. (Hechos 1:5; 1 Corintios 12:7:11)
  • El creyente debe llevar una vida de santidad y observar los preceptos bíblicos que incluyen la Santa Cena en conmemoración de la muerte del Señor, y los diezmos y las ofrendas como el plan financiero de Dios para su iglesia. (1 Corintios 11:29-32; Hebreos 12:14; Malaquías 3:10)
  • Todos debemos comparecer ante el Tribunal de Cristo, para dar cuenta de nuestra obras y recibir recompensa por lo que hayamos hecho sea bueno o malo. (2 Corintios5:10; 1 Tesalonicenses 4:13-17)